Lali Espósito: “Seduzco con el humor, esa es mi bandera”

Un martes casi al mediodía aparece en el bar de Pol-ka: remera suelta, jeans y plataformas que disimulan su baja estatura. Con sonrisa chispeante, Lali Expósito pide una Coca Light “de latita” y empieza a soltar bromas. Con el humor, dice, conquistó a su ex compañero de “Casi Ángeles”, Benjamín Amadeo, que tras dos años de trabajar sin la tutela de Cris Morena, es lo único que conserva de su etapa “Teen Angel”. Además de los 700.000 fanáticos que la siguen en Twitter. No se desconectó de la música: toca con algunos amigos. Hizo cine (“La pelea de mi vida”) y teatro (“Las brujas de Salem”), y hoy interpreta a la hija de Juan Cousteau (Adrián Suar) en la tira “Solamente vos”.


Noticias: ¿Sintió inseguridad al soltar la mano a Cris Morena después de siete años de trabajo?

Lali Espósito: Todas… sobre todo por entrar a Pol-ka, donde el laburo del actor está puesto en un lugar muy importante. Si gustaste mucho, capaz no tenían pensado darte un superpersonaje y te lo dan igual. Pensaba: ‘Uy, capaz que a la semana estoy en mi casa viendo qué hago’. Por suerte no me pasó, o por lo menos no a la semana (risas).
Su primera aparición, en el programa de Caramelito Carrizo, fue a los 7 años. Imitó a Natalia Oreiro en el video clip de la novela “Muñeca Brava”. Se pintó el lunar, su tía abuela le hizo un vestido igual al de la actriz y fue a bailar. “El otro día se lo conté a Natalia y me decía: ‘Dame el tape ¡quiero ver eso!’”. Cuatro años después, fue a un casting. “Un día mi vieja atendió el teléfono y escucho que dice: ‘¿Qué Cris Morena? ¿qué casting?’. Me miró y me hizo seña de “te voy a ahorcar”. Y a los 14 era el ídolo de miles de fans de “Rincón de luz”, “Floricienta”, “Chiquititas” y “Casi Ángeles”.

Noticias: ¿La abrumó manejar el fervor que generaba en los adolescentes?

Espósito: Mirá, iba a Israel y era una locura: sentís que sos Mick Jagger, literalmente. Hacen todo un operativo en el hotel, lo cierran para vos sola. Tenés a 300 personas acampando en la puerta para que salgas al balcón a saludar, y de repente salís en pijama, hecha una porquería, y te elogian… Pero después de una gira así, llegaba a casa y tenía a mi vieja diciéndome: ‘Levantá las medias que dejaste en el pasillo’. Ahí está la clave para no perder el eje. Vi a pibes de mi edad perder el rumbo totalmente, porque el padre es el que pierde el rumbo… cree que el hijo es Alain Delon, y no lo baja a tierra.

Noticias: ¿Le gusta o la agobia que la reconozcan en la calle?

Espósito: No voy a ser careta, a  veces no es fácil de manejar, estás en un mal día o te pasó algo… una vez tenía a mi hermana internada y en la puerta del canal había 200 personas que querían una foto. Te subís al auto, pero te quedás pensando que estuvieron ahí todo el día… Se mezcla esa necesidad de cumplir con la gente que hace que el programa sea exitoso. También hay otros que se obsesionan con el personaje y con vos…

Noticias: ¿La acosaron?

Espósito: Sí, siempre hay esas cosas. Guardias que tenían que estar atentos a algunos pibes que sabían que no estaban muy bien, operativos para que te subas al auto rápido y no pares hasta llegar a tal lugar… Esos programas generan eso. Cris sabe perfectamente dónde apunta con sus proyectos, cómo emocionar a los adolescentes. Uno es el que pone la cara, y sorprende comprobar hasta dónde llega el fanatismo.

Fotos: Rudy Hanak. Producción: Patricia Mogni.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada