Cómo hace Rocío Igarzábal para estar siempre linda

La naturaleza ha sido generosa con Rocío Igarzábal. Fresca y luminosa como una gota de agua, su nombre parece encajar con ella a la perfección. Ojos verdes, cabellos dorados, rasgos delicados y piel de terciopelo.Pero la niña de 23 años por cumplir en agosto cree que la belleza es un todo que incluye aun lo que no se ve. "Si uno se siente bien, resplandece. Hago deporte, patino, salgo a correr y a caminar por el bienestar corporal, pero también porque me lo pide la mente y el espíritu". 
Enseguida, cuenta que medita hace tres años cada día de su vida y que eso se nota en la piel, en la expresión y redunda en plenitud, es decir, en estar más linda según su propia definición. A meditar entonces.
Continua...


- Si tuvieras que definir los secretos de tu estilo ¿cuáles serían?

Es un combo que incluye rutinas de cuidado de la piel, como limpieza por lo menos dos veces al día e hidratación, movimiento corporal, meditación y alimentación vegetariana. Y sobre todo, ser feliz en el presente, estar conectado con el aquí y ahora, disfrutar de cada instante.

- ¿Qué prendas son infaltables en tu look? ¿Te gusta la moda?

Me encanta claro, que intente mantenerme en eje no significa que no sea coqueta. Mis infaltables son borcegos azul metal de Ricky Sarkany, los llevo a todos lados, hasta hago las funciones en el teatro de los Teen Angels con ellos. Un pañuelo de colores: tengo miles, los colecciono y siempre son mi accesorio favorito para completar mi out fit. Y un chaleco. Puede ser de variados estilos, cuero, jean, tejido, de colores o crudo. Tanto para verano como para invierno me parece re canchero. Y por supuesto, calzas. Para todo, a toda hora. Lisas, estampadas o como se usan ahora con telas texturadas, relieves o vinilo.

- ¿Tenés algún color preferido a la hora de producirte?

A mí particularmente vestirme de colores me encanta, me cambia la energía. El violeta, el verde, el colorado...Y, por supuesto, los crudos, manteca, tiza, iluminan y quedan bárbaro con el rubio.

- ¿Y para el make up?

Ahí los colores locos y divertidos se me quedan en las uñas. Las manos y los pies impecables son súper sexys, así que siempre estoy prolijita y me gusta acompañar ese cuidado con un toque de color. Ahora uso mucho el celeste, el azul o violeta casi negro y ese verde seco que se está viendo por todos lados últimamente. Para el verano, flúor. En cambio en el rostro me gustan las sombras beige o doradas, salvo en el teatro que uso un esfumado de dorado y negro en los ojos con rimel y delineador negro, nunca salgo demasiado cargada. Ni siquiera en la novela, en donde pido que para marcar los ojos sea con marrón, así queda más suave. Para completar, rubor, tapaojeras, un poco de bálsamo en los labios con un poco de color y nada más.

- ¿Y cuáles son tus trucos básicos de maquillaje?

Con las maquilladoras de la tele y el teatro aprendí varias cosas: peinar las pestañas con varios cepillos distintos para no tener que recargar tanto de delineador el ojo pero que quede bien voluptuosa la mirada, aplicar agua termal para revivir el maquillaje que llevas puesto y poder corregir cuando no hay tiempo de demaquillarse o también cuando el rostro se ve fatigado, usar siempre buenas brochas bien limpias y aplicar un poco de base en la parte superior del párpado para que dure más el iluminador. Por supuesto, la mano experta es clave, ellas te pueden afinar la nariz o levantar los pómulos aplicando rubor en lugares estratégicos.

- ¿Cómo cuidás tu pelo?

Me gusta revolearlo para todos lados cuando canto y disfrutarlo así que suelo ocuparme de que esté lindo. No uso un mismo shampoo dos días seguidos, para que la fibra capilar no se acostumbre, y lo mantengo lo más limpio y natural que puedo, sin usar mucho secador ni planchita. Nunca falta en mi cartera el reparador de puntas, que lo ordena y le da caída si hay un poco de humedad en el ambiente. Por supuesto, hago un baño de crema cada 15 días con productos de buena calidad, sin conservantes ni colorantes que además, no testea en animales. Fijarme en esas cosas es un granito de arena, pero hace la diferencia si somos muchos los que elgimos eso.

-¿Ese peinado que siempre te salva..?

Rodete desprolijo, con unas mechitas adelante sueltas a los costados de los ojos. Nada elaborado.

-¿Tu perfume favorito?

Amor Amor de Cacharel o Nina de Nina Ricci. Dulzones para el frío, sino en verano alguno más fresco como One de Calvin Klein. Siempre tengo uno en la cartera y en el camarín me cargan porque antes de salir a escena me esfumo pelo y cuello, me encanta oler rico.

-¿Cómo mantenés esa figura?

Soy vegetariana hace tres años, aprendí un montón de cocina y como muy sano. No soy obsesiva, me doy gustos, pero soy consciente de lo que incorporo dentro de mi cuerpo. Disfruto mucho la actividad física y además de hacerme bien lo disfruto, me oxigena y por eso, no es obligación y puedo sostenerlo en el tiempo. Veo mucha gente que va al gimansio hasta agotarse, yo creo que algo más ligado al placer de ponerse en movimiento y que no extenúe es más llevadero...

-¿Qué accesorios elegís?

Un anillo grande de metal o piedas me gusta mucho. Cuando salgo de vacaciones de verano suelo traerme alguno comprado en la playa con piedras autóctonas peruanas o mexicanas. Pulseras nunca uso porque adoro la muñeca de la mujer que es re delicada y debe lucirse. Aros sí. Tengo seis perforaciones en una oreja y en la otra una barrita, también me copan los aros grandes de colores hindúes o hippies.

-¿Hacés tratamientos de gabinete?

Sólo masajes de drenaje linfático cuando terminan las funciones en el teatro y de vez en cuando algún masaje descontracturante. Quizás cuando me indica mi dermatóloga, alguna limpieza de cutis profunda en invierno con punta de diamente. Pero no mucho más.

- Me contaron que personalizás la ropa que usas...¿Tiembla Natalia Oreiro?

(Risas) Sí, me gusta cortar alguna manga o coser algún prendedor que compré en una feria de antiguedades, descoser o ensanchar con otra tela colorida una botamanga de jean. No sé costura, es instinto y es como para imprimirle algo de mí. Intervenir un poco una prenda es darle algo de quién la usa y hacerla más auténtica.

La beatuy adolecente, se despide para volver a grabar jurando una vez más que no tiene una relación amorosa con Nico Tacho Riera. "Somos grandes amigos y compañeros, por ahora, no estoy para tener un vínculo amoroso con nadie, me quiero zambullir en todo lo hermoso que me pasa a nivel laboral y quizás, en un futuro cercano, grabar un disco con las canciones que yo misma compongo", sueña. Talento, belleza y deseos de seguir creciendo. Toda una promesa en escena..

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada