Gastón Dalmau, Lali Espósito, Peter Lanzani, Rochi Igarzábal y Nico Riera En pleno ensayo.

Hay una sensación de viaje de egresados: alegres de haber crecido, tristes por lo que dejan atrás. Y hay, también, el trabajo a conciencia de una banda profesional. Así es el clima que se vive en el gimnasio porteño donde los TeeenAngels ensayan para su despedida definitiva del público, que tan fiel ha sido durante seis años al grupo musical surgido de Casi ángeles , el ciclo creado por Cris Morena, que emitió Telefe.




El adiós : así se llama el show -producido por RGB y dirigido por Mariano De María- que se estrena mañana en el Gran Rex, y del que harán seis funciones. Los cinco integrantes de TeenAngels -Lali Espósito, Nico Riera, Gastón Dalmau, Peter Lanzani y Rochi Igarzábal- miran hacia atrás, y se asombran por los logros obtenidos (ver Un largo camino).

Ahora los cinco integrantes del grupo han encarado proyectos personales. Lali Espósito se prepara para estrenar Las brujas de Salem y pocos días atrás terminó de rodar La pelea de mi vida , el filme protagonizado por Mariano Martínez que marcará su debut cinematográfico. Nico Riera y Rochi Igarzábal integran el elenco de Dulce amor (Telefe). Peter Lanzani trabaja en La dueña (Telefe), el unitario protagonizado por Mirtha Legrand. Y Gastón Dalmau está recién llegado de Nueva York, donde se instaló para estudiar canto, inglés y piano; volvió a la Argentina especialmente para la despedida de los TeenAngels, y luego regresará a los Estados Unidos. “Dados los compromisos de cada uno, se nos complicaba mucho seguir con la banda”, explica Gastón. “Pero quisimos hacer estas seis funciones para agradecerles a nuestros fans todo lo que ellos nos han dado”, agrega Peter.

¿Cómo viven la despedida? Lali: Es casi una ley de la vida: uno se da cuenta de lo que tenía o de lo grosso que fue algo que le pasó, cuando termina. Es cursi, pero real. Ahora que nosotros estamos llegando al final, uno mira atrás y dice: “¡Dios, todo lo que vivimos juntos durante tantos años!”.

Y con tantas giras que hicieron, durante largos períodos convivieron a tiempo completo...

Lali: Sí, claro, en estos años pasamos más tiempo entre nosotros que con nuestras familias. Entonces, de golpe, tu director se transforma en tu tío o tu primo, o hablás con uno de los músicos de cosas que no hablás ni con un amigo.

Nico, Rochi, a ustedes ahora les ha tocado ser pareja en “Dulce amor”. ¿Cómo les resulta ese trabajo? Rochi : Estamos todo el día juntos, ensayando y grabando. Nico es un gran compañero; me hace reír mucho, y tenemos confianza plena para todas las escenas.

Nico: Algo que me emocionó fue que tuviera tanta repercusión la escena en la que cantamos Identidad perfecta , que es un tema del disco de TeenAngels.

Peter, ¿alguna vez habías imaginado que trabajarías con Mirtha Legrand? No, no tenía ni idea de que eso me pudiera ocurrir. Es una linda experiencia, tanto por ella como por los otros actores con los que tengo escenas, porque aprendo de todos ellos. Es una gran ayuda para mi sueño actual, que es seguir aprendiendo y crecer profesionalmente.

¿Cómo proyectan sus respectivas carreras? Lali: En esta profesión no podés planear, y de eso tenemos varias pruebas: fijate que lo que sucedió con Casi ángeles y TeenAngels superó todas nuestras expectativas. Entonces, a mí se me hace muy difícil proyectar. Por ahora, todo lo que quiero es disfrutar de esta despedida de la banda, del estreno de Las brujas de Salem , y de verme en cine por primera vez, encima, en 3D. Tengo mucha expectativa con Las brujas...

, porque es completamente distinto de todo lo hice hasta ahora; ¡es Arthur Miller! Después, no sé. En esta profesión, todo te sorprende; de golpe, alguien te llama un día cualquiera, y te cambia la vida. Espero recibir muchos llamados que me sorprendan.

Rochi: Si me pongo a ver mi vida desde afuera, agradezco, no sé a qué o a quién, que me haya tocado todo lo que me tocó. Somos muy afortunados por tener la oportunidad de disfrutar de todo esto, y con tanta gente. Si a los fans les sirvió nuestro trabajo, nuestro sentimiento es de agradecimiento puro. También nosotros crecimos y aprendimos un montón.

Gastón: Coincido con Lali en que es muy difícil proyectar. Después del show de despedida, vuelvo a Nueva York, a estudiar durante un año, y ver cómo se maneja el mundo artístico allí, para después, empezar a remarla otra vez. Tengo ganas de descubrir, de sorprenderme. Eso es lo que tengo planeado, pero, quizás, en cuatro meses cambia todo.

Nico: Yo estoy en una etapa de preparación y entrenamiento. Estoy sembrando para poder cosechar en el futuro. Actualmente, tomo clases de teatro, de canto y de guitarra.

¿Todo eso con el tiempo que te lleva grabar una novela diaria? Nico: Sí, y también practico boxeo dos veces por semana.

Rochi: Yo, que trabajo con él cada día, veo todo lo que hace, y te juro que tampoco lo entiendo. El otro día, Nico estaba de un lado para el otro, y en el medio, tenía una clase, yo lo miré, asombrada, y le pregunté: “¿No te estresás?”. Y lo que me respondió fue genial: “No, ¿sabés qué pasa? Cuando estoy así, me siento vivo”.

Nico: Es que yo siento que es un momento para crecer...

Lali: Cuando veo a Nico, Rochi y Peter en sus novelas o a Gastón estudiando en Nueva York, me siento orgullosa de ellos y...

A Lali, las lágrimas no le dejan terminar la frase. Sus compañeros y el director se largan a llorar. Y Lali agrega: “Todo lo que pasó con TeenAngels después del programa se lo debemos a la gente. Es tan básico como mirar desde el escenario, y ver que las chicas que tenían 14 años cuando empezaron a seguirnos, crecieron, y nos siguen bancando”.

Y ahora que hay que despedirse, los fans hasta se reúnen los sábados en el Obelisco, para agradecerles...

Nico: Sí, es lo que ellos llaman Reuniones Teenáticas...

Lali : Es muy fuerte todo lo que nos dan-dice, sollozando-. Y poné que yo lloré en esta entrevista: que yo llore es todo un acontecimiento, porque siempre me hago la dura”.

Fuente: clarin

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada