Euge Suarez: De vuelta en carrera

Eugenia Tobal y la “China” Suárez atravesaron una mediática ruptura amorosa en el mismo período y con un rumor que las une. Sin embargo, ambas se muestran dispuestas a conocer un nuevo amor.
No caben dudas que fueron las rupturas amorosas más comentadas durante todo el verano. El hecho que involucren a cuatro figuras reconocidas como Eugenia Tobal y Nicolás Cabré, por un lado, y Eugenia Suárez e Ignacio Viale, por el otro, hacía llamar la atención. Pero, para colmo, ambas historias de desamor se unieron por un rumor: el supuesto romance prohibido de la “China” Suárez y Cabré. Sin embargo, ambas mujeres demostraron que el tiempo cura heridas y afirmaron estar dispuestas a vivir un nuevo hombre.


“Estoy muy relajada. Soy una persona que siempre está abierta a conocer nueva gente. No estoy haciendo duelo, ni estoy deprimida. Tengo mucha cabeza y me di cuenta de que las cosas no daban para más. Cuando las cosas no se dan, no se dan y es por algo. Soy una chica muy relajada y abierta con la vida. Si tengo que estar sola, estaré sola, y si el día de mañana me toca conocer a alguien especial y me vuelvo a enamorar, bienvenido sea”, señaló la ex Teen Angels en una entrevista con el diario Crónica, en donde aclaró que “con Nacho Viale quedaron las cosas bien”. Además, Suárez se refirió a los rumores de su affaire con Cabré: “Recién me separo y estoy muy tranquila, pensando en otras cosas y enfocada en mi trabajo, que disfruto mucho. No me afecta, como le puede pasar a otra persona. No es porque sea fría, sino porque no me engancho en ese tipo de cosas”.

A Tobal, en cambio, le tomó un tiempo más recuperarse de su ruptura con Cabré, con quien aún continúa legalmente casada. “Lamentablemente (la separación) no fue tan íntima, muy a mi pesar. Lo sabían todos menos yo, es cierto (risas). Chicos, tampoco es como dijeron las revistas que estaba anoréxica. Estaba triste y eso te hace adelgazar… A todo el mundo le puede pasar”, señaló la actriz en una jocosa nota con “Perros de la calle” (Radio Metro). Aunque se puso seria para afirmar: “No me arrepiento de absolutamente nada. Me enamoré, amé y me comprometí, como cualquier mujer lo podría haber hecho. Y (Cabré) es una persona que voy a tener en mi vida siempre, el sentimiento sigue estando y nunca jamás hablaré ni una sola palabra mal de él. Sino, hablaría mal de mí. Yo no esperé 35 años para casarme, yo elegí esa persona, porque pensé que era el indicado. Si después las cosas no funcionaron, es la vida. Si lo tuviese que volver hacer, haría lo mismo”. Sobre el final, regresando al humor, señaló “¡Ya estoy preparada para volver a las pistas!”.

Fuente: la razon

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada