Emilia Attias: El gusto de ser actriz

Emilia Attias visitó nuestro país días pasados para participar de un evento publicitario. La modelo y actriz habló de todos los temas: su matrimonio con el músico y actor Turco Naim, su paso por el cine, sus ganas de ser mamá y de sus planes para el futuro.

La modelo, que se consagró como actriz, en el teatro de revista y también sedujo desde la pantalla de Bailando por un sueño, estuvo de paso por nuestro país, invitada por Brahma.

-El año pasado estuviste trabajando en cine, no hiciste novelas.

-Protagonicé El secreto de Lucía; trabajé con actores muy importantes de Argentina. Mi marido también actuó, hizo un personaje muy revelador. Después hice otra cinta hacia fin de año, Todo lo que necesitas es amor, una comedia muy ácida, irónica y divertida. Y este año sí volví a la televisión como protagonista de Los únicos —la tira de Canal 13 (Argentina), que hace una segunda temporada— junto con Nico Vázquez y Nicolás Cabré y todo el elenco que había antes.


-Desde los 13 años trabajás como modelo. ¿Cuál de los roles te gusta más: actriz o modelo?

-Me gusta más ser actriz. Comencé a modelar porque me lo ofrecieron. Fue medio sin querer y lo aproveché un montón, como una oportunidad. Me sigue gustando mucho modelar, pero reconozco que tenía la necesidad de expresarme, no me completaba del todo. La actuación tiene que ver más con mi vocación.

-¿Qué te gusta más en cuanto a actuación: cine o televisión?

-Las dos cosas son muy lindas, pero en cuanto a actuación tal vez más el cine, porque te permite tener más tiempo para trabajar sobre el personaje y cada escena; ese nivel de profundidad que tiene lo disfruto más. La magia de la tele es que sabés que te estás metiendo en el corazón de cada persona que te está mirando, en cada casa, y es una rutina a nivel actoral tan fuerte que cada día se te va encarnando más fuerte el personaje, que  hace que el actuar sea muy fluido y hasta casi improvisado cuando lo tenés muy incorporado. Es lindo porque te acerca a la gente.


-¿Qué se siente estar casada con el Turco Naim?

-Y la verdad que muy feliz, ya llevamos dos años de casados y estamos muy felices. Tenemos una relación muy linda, muy divertida, con mucho compañerismo, unión y compromiso; nos acompañamos mucho.

-¿Dónde se conocieron?

-Trabajando, hace siete años, en el programa VideoMatch. Ahí él me hizo una cámara oculta.

-¿Fue un flechazo?

-Sí; fue muy difícil dejar de vernos. Llevamos casi siete años de relación; estamos bárbaros, de verdad.

-¿Quieren tener hijos?

-Tenemos muchas ganas, pero más adelante, todavía hay mucho trabajo. Me gustan las familias numerosas, pero la experiencia de ser madre es tan fuerte que me imagino que una vez que tenga uno me voy a sentir bien. Ahora te digo que quiero tener cuatro hijos (risas), pero después sabés cómo es querer un hijo. El día que lo tenga lo sabré, para darle todo el tiempo que necesite. Según sea eso, me voy a dar cuenta de cuántos voy a poder tener bien. Obviamente que los voy a querer tener a todos contenidos y bien.

-Hablanos de tus rutinas de belleza.

-¡Ay, soy muy coqueta! (Risas). Me gusta comer sano, cosas que no sean muy pesadas con mucha grasa; provengo de una familia de italianos y toda la vida en mi casa se cocinó, y estoy acostumbrada a comer buena comida. Pero trato de ingerir alimentos sin conservantes, en estado más natural. Como bien, hasta saciarme; lógicamente, además hago una rutina con un personal trainer y también deportes.

-¿Algún sueño cumplido?

-Encontrar al hombre que encontré.

-¿Algún sueño por cumplir?

-Ser mamá.

-¿Y a nivel profesional?

-Hacer cine en el exterior con directores que me gustan, como Almodóvar o Woody Allen. Pero ya estoy muy feliz con mi presente, en todos los sentidos. Soy muy agradecida por eso. Miro para atrás todo el camino que hice hasta acá y todo el esfuerzo, y soy feliz. Sé que tengo una vida que ya me llena un montón. Pero desear es gratis y, para mí, sería muy lindo trabajar con directores que admiro mucho.

-¿Qué harías si Almodóvar te llama?

-Iría corriendo a juntar unas monedas y diría: “Ok, ¿qué hago para aprender de vos?”.

Fuente: abc.com.py

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada