Poli puede oir los pensamientos en Supertorpe

Poli descubre que puede oir los pensamientos de la gente. Pero no puede controlarlo y se empieza a aturdir: cuando tiene a alguien cerca escucha lo que piensa, quiera o no. Además, se siente pésimo porque es como espiar a los demás. Al único que no puede escucharle los pensamientos es a Félix.

Chin trata de enseñarle un ejercicio de meditación para que se le pase. Pero Poli se distrae, y se va a rescatar gente. Filo llega y le pregunta a Poli cuándo empezó a escuchar los pensamientos de la gente. Poli recuerda que estaba mirando a Félix por la ventana e intentó oír sus pensamientos, pero no lo logró: sin embargo, a partir de ahí empezó a escuchar los pensamientos de todos. Chin le dice que es un castigo por haber tratado de usar sus poderes para su beneficio personal.


Poli va al colegio y se escapa de clase: estar rodeada de gente la vuelve loca. Empieza el recreo y los pensamientos de los demás la aturden. Mira a Félix y piensa que sólo quería conocerlo más, que se arrepiente mucho de utilizar sus poderes para un bien personal. Entonces deja de escuchar los pensamientos de todos.

Mientras tanto, Anita lleva a Filo engañado a una clase de cocina. Para su sorpresa, las chicas de la clase coquetean con él. Anita se pone como loca. Filo se vuelve insufrible y le critica a Chin su forma de cocinar y su comida. Luego va a la clase y trata de hacer una torta con un método que inventó. Anita le sube el horno y le termina quemando la torta.

Fuente: Exitoina

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada