Cómo fue el cumpleaños de Lali Espósito

Quería festejar sus primeras dos décadas de edad pero creía que era muy tarde para organizar un evento en un salón grande. No contaba con el hecho de que sólo su presencia convoca a miles de personas adonde sea que ella esté, y que su nombre le iba a abrir las puertas de cualquier salón porteño con total presteza. Con su glamour característico, Lali Espósito llegó radiante a La France, un conocido boliche del centro de Buenos Aires para inaugurar su fiesta el sábado a la noche.



Había cumplido 20 años el 10 de este mes y ya había tenido varias cenas a lo largo de la semana con sus distintos grupos de amigos y de trabajo para celebrarlos. Sus fanáticos la halagaron de todas las formas posibles: un aluvión de cajas de chocolate, fotos, CDs y DVDs de Madonna, Lady Gaga y cuanta estrella se  pueda pensar, ramos de flores, cartas y otros regalos provenientes de España, México, Israel y el interior del país, inundaron las oficinas de su jefe de prensa. Fanática confesa del chocolate y conociendo a sus fans al dedillo, advirtió que este año no quería que la llenaran de la deliciosa golosina porque tenía que cuidar su figura, y sugirió, en chiste, que en vez de eso le regalaran frutas. El mensaje fue tomado literalmente por sus seguidores que de inmediato se pusieron en campaña e hicieran aparecer en su camarín una canasta enorme con todas las frutas que uno pueda imaginar.
Cuando bajó del auto, alrededor de las 23, ya había un puñado de fans haciendo guardia en la entrada del boliche para saludarla y llevarle más flores, más cartas, más chocolates. Eligió para la ocasión un  mono largo hasta los pies con estampado de cebra y un solo hombro, súper chic. El maquillaje en colores cálidos con labios y uñas fucsias completó a la perfección el look de cumpleañera.

Una caricatura muy divertida de la agasajada se había ubicado estratégicamente en la entrada para que todos sus invitados pudieran dejarle un saludo. Con una sonrisa radiante, Lali posó con su doble de papel para todos los fotógrafos presentes.
El V.I.P del lugar esperaba a unas 200 personas para compartir una cena consistente en pizzas, sandwiches, bocaditos y empanadas. Luego vendría la torta y el "Feliz cumpleaños" cantado a coro por todos sus amigos y familiares. Los invitados exclusivos para este festejo íntimo fueron sus padres y su hermana, su novio, Benjamín Amadeo, sus ex compañeros de Casi Angeles y Chiquititas Candela Vetrano, Stéfano de Gregorio, Agustín Sierra, y los actuales colegas de Cuando me sonreís, Julieta Díaz, Mario Pasik, y Benjamín Rojas. Los grandes ausentes fueron sus amigos de Teen Angels, que tenían diversos compromisos personales y no pudieron asistir, pero no dejaron de saludarla por teléfono y vía Twitter: "¡Loca pasala de 10! Feliz, feliz cumple", escribió Rochi Igarzábal en su cuenta oficial. Nicolás Riera, que tenía un casamiento esa noche ("no el mío", aclaró) le deseó unos "felices 20 muy bien vividos". Por su parte, Gastón Dalmau, el mayor de la banda escribió: "¡Feliz año nuevo! ¡Disfrutá de todo! Beso grande".
A las 2 de la madrugada, el boliche ardía de gente y los invitados de Lali empezaban a ser asediados por los fanáticos de la Teen Angel, por lo que tuvieron que cambiar de locación. Otro V.I.P más exclusivo los esperaba para que pudieran bailar hasta el amanecer. Y así fue. Cerca de las 6 de la mañana el sol comenzaba a asomar y la actriz y su pandilla seguía disfrutando. "Gracias Pablo Cerruti por la fiesta, la pasé bárbaro", le dijo al día siguiente al R.R.P.P. que hizo que su deseo de festejar los 20 a lo grande se hiciera realidad.

Fuente: Hola

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada