“Supertorpe” combina magia, aventura, amor y frescura juvenil

A la vista de todos, Poli Truper es una adolescente con una vida totalmente normal; pero lo que nadie sabe es que atrás de esa estudiante de secundaria, atolondrada y espontánea, se esconde una joven con un don especial: tiene superpoderes ocultos, que a veces no sabe controlar. “Supertorpe” es el nombre de la nueva comedia juvenil, que ya conquistó las tardes de Telefé con las aventuras de esta heroína protagonizada por Candela Vetrano. La nueva apuesta televisiva de Tomás Yankelevich, hijo de la exitosa Cris Morena, que se emite todos los días a las 18.45 por la señal local de Canal 11 de Salta, busca convertirse en la sucesora de “Casi ángeles”, con entregas diarias, temporadas de teatro, materiales discográficos y giras por el país.



“Súper T”, a quien los que conocen su don mágico la llaman “Supertorpe” por su capacidad para perder el control sobre sus poderes cuando se pone nerviosa, es el primer protagónico de Candela Vetrano, la joven actriz de 20 años que se ganó la simpatía del público a los 7 años cuando fue invitada al programa de Dady Brieva, “Agrandadytos” y que desde los 11 participa en las series juveniles de Cris Morena. Sobre esta experiencia, que la tomó por sorpresa y que significa todo un desafío en su carrera, Candela expresó que este protagónico le llegó en un momento muy especial. “Supertorpe” es un desafío en todos los aspectos de mi vida. A nivel personal, porque justo estoy en un etapa muy importante, en la que decidí irme a vivir sola y se me agregaron muchas más responsabilidades. También fue un desafío a nivel físico, porque de repente comencé a hacer cosas que nunca en la vida sentí que era capaz de hacer, como estar subida en un arnés muchas horas al día y superar varios miedos”.

Candela tenía 7 años cuando conquistó a Dady Brieva en “Agrandadytos”, aunque desde más chiquita siempre se caracterizó por ser el centro de atención en su familia, una cualidad que sus papás supieron ver y apoyar desde siempre. A los 12 años se presentó en un casting para la serie “Rincón de luz”, protagonizada por Soledad Pastorutti y Guido Kaczka, y desde aquel momento su vida cambió para siempre. De tener una rutina normal pasó a trabajar como actriz, a participar de un producto televisivo que ya era un éxito y a encontrar el equilibrio entre su vida de preadolescente y la fama.

En “Rincón de luz” interpretó a Estrella, una niña de circo. Con el tiempo fue convocada para “Chiquititas sin fin”, allí tuvo que dejar la dulzura de Estrella para ponerse en la piel de Valeria, una de las “malas” de la serie protagonizada por Jorgelina Aruzzi. También participó varias veces de “Floricienta” y “Amor mío”. De la mano de Cris Morena, productora de todas las series en las que participó, Candela descubrió su vocación como actriz, aprendió a ser versátil y sobre todo, a amar su profesión y hacerla con pasión, tal como lo hace la creadora de “Chiquititas”.

“Para mí es como un sueño cumplido, porque siempre fui fanática de los programas de Cris Morena, y moría por estar ahí. Y de repente pasé a estar en "Rincón de luz', con un personaje que era divino y tuve que aprender acrobacia. Después seguí con "Chiquititas', que fue un desafío muy grande porque tenía que hacer de mala, y nunca lo había hecho. Creo que todos esos proyectos me ayudaron a ser versátil y a poder hacer cualquier tipo de personaje. Si bien me falta aprender un montón y espero tener varios desafíos más en mi vida, todas esas experiencias me ayudaron a crecer como actriz”, recuerda la joven.

Fuente: Eltribuno

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada